La Conversación infinita

Sobre poemas de Juano Villafañe

Un viaje a través de la literatura intensa de Juano Villafañe: interpelada, deconstruida e interrogada por otro poeta, por otro actor, por otras actrices.

 “La conversación infinita” propone un acercamiento distinto a la forma tradicional de presentar a la poesía en el teatro.

El estreno de La Conversación infinita es parte de la serie de acciones artístico culturales que el poeta y ensayista Juano Villafañe preparó para conmemorar su primer medio siglo en el campo cultural argentino y latinoamericano

 

Funciones: domingos a las 20 hs
Teatro: Centro Cultural de la Cooperación
Sala: Raúl González Tuñón

Dirección: Av. Corrientes 1543, CABA
Entradas: $1.000
Duración: 50 minutos

Informes: 5077-8000  www.alternativateatral.com

Seguí a La conversación infinita en las redes:
Instagram @laconversacioninfinitaobra

“Ella, cuando me recuerda, se dibuja a sí misma”

El poeta sale de un teatro.
El poeta ha sido representado por su alter ego que ha contado toda su vida dentro de un teatro.
El público no puede reconocer a su doble, ni adentro, ni afuera del teatro.
El poeta y su alter ego ingresan juntos nuevamente al teatro.
Descubren que han hecho una obra circular: donde comienza uno termina el otro.
Todo se confunde.
El poeta es el otro. El otro invita al poeta a una conversación.
El espectáculo evoca de esta forma paisajes, estaciones, cartas y aquella mujer que se amó.
Están presentes todas las conversaciones de la vida como poemas infinitos.
Todo lo que pudo ser y todo lo que no fue.

Ficha artístico técnica:

Textos de Juano Villafañe
Con Gustavo Pardi, Trinidad Vassia, Nicole Williams, María Sol Pacheco
Voz en off Carolina Krivoruk
Asistencia de dirección Tomás Scheifer
Producción ejecutiva Carla Rosaria Maieli
Bocetos de Escenografía y vestuario Jess Menéndez
Asesoría en Entrenamiento vocal Gisela Antman
Fotos Nacho Lunadei
Diseño de luces Horacio Novelle
Prensa Daniel Franco
Diseño Sonoro y música original Silvina Aspiazu
Dramaturgia y dirección Gustavo Pardi

Compartir
Artículo anteriorLos otros Duarte
Artículo siguienteA Margarita